Zanchetta dinamita la credibilidad de Francisco


¿Creía que el caso McCarrick perjudicó la reputación del Papa Francisco como reformador?  Pues el caso Zanchetta es mucho más dañino.

En enero escribí que el enjuiciamiento del obispo Gustavo Oscar Zanchetta fue potencialmente "un golpe fatal para la reputación del Papa como reformador", ya que fue el Papa Francisco, clara, inequívoca y personalmente, quien promovió y protegió al prelado argentino.  Un fiscal en Argentina ha emitido un llamamiento internacional para el arresto de Zanchetta, por temor a que el obispo problemático se pierda de vista para evitar el enjuiciamiento, si aún no lo ha hecho.  Entonces, la pregunta es si el Papa, incluso ahora, está protegiendo a un obispo acusado. Un resumen rápido de la historia hasta la fecha: -En julio de 2013, el papa Francisco nombró a Zanchetta como obispo de Orán, Argentina. Este fue uno de los primeros nombramientos del nuevo Papa, y en este caso no estaba simplemente ratificando la elección de otra persona.  El Papa, como ex arzobispo de Buenos Aires, conocía bien a Zanchetta, que había formado parte del personal de la conferencia de obispos argentinos en Argentina. -Apenas cuatro años después, en agosto de 2017, el obispo Zanchetta renunció, citando razones de salud, a la edad de 53 años. En ese momento, y hasta la fecha, no ha mostrado signos de mala salud.  -Los funcionarios del Vaticano dijeron que lo habían alentado a renunciar debido a sus deficiencias como administrador.  -Unos meses después, el Papa Francisco trajo a Zanchetta a Roma como "asesor" en la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), la agencia en el centro de los recientes escándalos financieros.  Incluso a primera vista, el nombramiento fue notable: ¿por qué se creó un nuevo puesto, en una agencia que ya estaba en el punto de mira, para un obispo con habilidades administrativas cuestionables? -Luego, en diciembre pasado, El periódico El Tribuno informó que Zanchetta había sido acusado de abuso sexual. Según el periódico argentino, el cargo se remonta a 2015 y explicaría su expulsión de la diócesis de Orán. El Vaticano afirmó que los cargos habían salido a la luz recientemente. Pero un ex vicario general de Orán confirmó que se habían enviado informes a Roma en 2015 y nuevamente en 2016. En mayo de este año, el papa Francisco dijo a los periodistas que había sido persuadido de que el obispo Zanchetta era inocente, que las fotos incriminatorias habían sido falsificadas y que los hackers habían almacenado porno gay en el teléfono celular del obispo. En junio, los fiscales en Argentina, no tan dispuestos a aceptar las excusas del obispo, presentaron cargos penales contra Zanchetta.  Se le permitió regresar a Roma, con la promesa de que volvería a ser juzgado, porque los funcionarios del Vaticano certificaron que estaba empleado allí, aunque en ese momento ya estaba suspendido de su puesto en APSA. Y  la fiscal en Argentina se preguntaba si el obispo Zanchetta volvería a casa para enfrentar un juicio.  Ella había argumentado en contra de permitir que el obispo viajara a Roma, señalando que "no hay acuerdo de extradición con la Santa Sede". Zanchetta estuvo unos días sin responder a los avisos legales, se informa, luego voló a Argentina. Si puede inventar una explicación inocente de los hechos detallados anteriormente, una hipótesis que se corresponda con las frecuentes declaraciones del Papa de que está decidido a detener el abuso clerical. Me avisan, porque desde el 2013 que venia el Diacono Jorge Sonnante informando al Papa de los abusos de Zanchetta.

110 vistas

© 2018 por L´Osservatore

  • Tumblr Black Round
  • Facebook Black Round
  • YouTube - Círculo Negro
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now