UNA LÍDER COMUNISTA ESPAÑOLA, MURIÓ RECIBIENDO LOS SACRAMENTOS.


“El Padre Llanos confesó y dio la comunión a la Pasionaria, que murió católica”, dice el jesuita y escritor Pedro Miguel Lamet en su reciente libro “Azul y rojo: biografía del jesuita que militó en las dos Españas y eligió el suburbio” (La Esfera).


Dolores Ibárruri, presidenta del PCE, fiel a los dictados de la temida Unión Soviética de Stalin, donde vivió buena parte de su vida, se creó una fama temible durante la Guerra Civil por su crueldad con los sacerdotes y religiosos.


En sus discursos durante la Ia República y la Guerra Civil enardecía a las masas para luchar violentamente en pro de la instauración de la dictadura del proletariado y confesaba su ateísmo y su odio a la Iglesia.


“El jesuita nunca reveló nada sobre la conversión de la Pasionaria que en su juventud había sido católica y después de casada con un ateo en medio de la escasez, se hizo comunista y atea. Pero he encontrado cartas que atestiguan que esta mujer al final de su vida volvió a la fe, aunque resultaba muy fuerte hacer público que el símbolo por antonomasia del comunismo de la Guerra Civil hubiera muerto católica, por lo que ese episodio debía quedar en el fuero interno del sacerdote amigo”.

0 vistas

© 2018 por L´Osservatore

  • Tumblr Black Round
  • Facebook Black Round
  • YouTube - Círculo Negro