Monjas del Huerto, encubrio a sacerdotes pedófilos causó revuelo en Mar del Plata, Chile y Roma.

La denuncia sobre encubrimiento de abusos sexuales por parte de las “Hermanas del Huerto” se viralizó entre estudiantes y familias de varios colegios. Ahora piden explicaciones y que se eche a las culpables.



Monja Kumiko Kosaka detenida en Mendoza (Caso Provolo)


El viernes 5 de octubre se publicó un artículo titulado "ABUSOS y ENCUBRIMIENTOS. Allí se relató el caso de los jardines de infantes Fleming y Gianelli, este último de carácter confesional y en cuya regencia participan las monjas de la congregación Hijas de María Santísima del Huerto.


Ahora dándole continuidad a la información, se publicó el artículo ABUSOS Y ENCIBRIMIENTOS, donde se relatan algunos de los hechos que marcan la historia reciente de esa congregación. Particularmente se detallaron dos casos emblemáticos de abusos sexuales de decenas de niñas y niños donde estas religiosas jugaron un rol central: el del Instituto Provolo de Mendoza y el del Gianelli marplatense.


La exposición de parte de los nombres y apellidos de las involucradas sacó a la luz una trama de silencios y complicidades, en muchos casos, hasta entonces insospechada. En pocos días llegaron a esta redacción nuevas informaciones sobre los casos descriptos. Y también consultas con preocupación de parte de quienes envían a sus hijos e hijas a colegios donde algunas de esas mujeres trabajan actualmente.


Algunos de los mensajes recibidos ampliaron data. “Es el colegio a donde asisto, hay un cartel en la puerta que dice ’salvemos las dos vidas’, esta noticia está ayudando a mis compañeros de los diferentes cursos y a los docentes a difundirlo”, afirmó un joven de Temperley. “Fui a este colegio durante toda mi escolaridad. La hermana Genoveva, directora del Huerto de Temperley, era un monstruo”, completó otra persona, que aseguró haber sido “golpeada y maltratada siempre por ella, ¡todo en nombre de Dios!”.

Las referencias fueron por una foto donde monjas involucradas en casos de abusos aparecían sonrientes en una celebración en el colegio que la congregación tiene en el sur del Gran Buenos Aires.


Otros mensajes estaban cargados de incertidumbre. “Mi hija estudia en el colegio de la calle Rincón, donde Adriana Roselló es la directora. Estamos todos los padres muy preocupados con esta noticia”, escribió una madre desde la Ciudad de Buenos Aires. “Ahí estuvo hace unos años Kumiko y también Liliana y ahora las Hermanas Roselló, no sé qué hacer”, completó poco después en otro mensaje un padre de un alumno del mismo colegio porteño.

Naturalmente, me he contactó a esas familias con sus abogados de las víctimas afectadas de los colegios donde ya hay causas penales en curso para que accedan a la información que necesitan.


Cuando para Chile me voy…

En el centro de Santiago de Chele está la sede del Colegio Nuestra Señora del Huerto. Como se relató en el artículo anterior, allí recayó a principios de este año Crisolina López Ríos, la monja más activa entre 2012 y 2018 en la estrategia de encubrimiento de los abusos cometidos en el colegio Gianelli de Mar del Plata. A esa sede también fue a parar Liliana Rubilar, miembro de la congregación que en el Gianelli fue catequista entre 2012 y 2015 y ahora es, nada menos, directora del colegio chileno.


Publicado el informe, desde Santiago también llegaron mensajes de ciertas personas. “Hola, por favor si me pueden indicar dónde puedo encontrar más información ya que estas monjas están a cargo del colegio de mis hijos”, me escribió una madre preocupada. “Ellas aseguran total inocencia, pero estamos preocupados, nadie quiere que el colegio donde estudia tu hijo sea dirigido por cómplices de abusos sexuales”, expresó otra comunicación.

“Nos causó mucho impacto la noticia, algunos padres las confrontaron y obviamente dijeron que esto era una calumnia pero si tienen algo que ocultar no quiero que estén cerca de mis hijos”, manifestó una tercera madre. Más de cinco adultos, en representación de decenas, se contactaron con este medio desde Santiago.


Por eso realice el enlace también entre esas familias y quienes tienen toda la información de los hechos ocurridos en Mar del Plata y Mendoza.


También me enviaron mensajes sacerdotes de Chile y Roma, acusándome de divulgar información secreta con pena de excomunión, a lo que me referí que si divulgar el pecado del abuso sexual era una pena de excomunión, entonces todos ellos estaban ya excomulgados.

98 vistas

© 2018 por L´Osservatore

  • Tumblr Black Round
  • Facebook Black Round
  • YouTube - Círculo Negro