Francisco omite decir la palabra musulman en su comentario por Sri Lanka


Las noticias en general y Francisco en particular, después del asesinato de unas 300 personas, la mayoría cristianas, en Sri Lanka, no se han atrevido a nombrar a los musulmanes como los autores cobardes en estos actos terroristas.


Ya dijo con anterioridad Francisco que: "si hablamos de violencia islámica, también debemos hablar de violencia católica" y también comparó la yihad islámica, que incluye la masacre de infieles,  con el envío misionero de los apóstoles por parte de Jesús.


Tampoco saldrá en casi ningún medio informativo, como ya es habitual, citar a los islamistas como perpetradores de los incendios y profanaciones de iglesias católicas, diariamente, en Francia, esporádicamente en otros lugares.


Pero los franceses, a raíz del incendio de Notre Dame, y de las afirmaciones de su arquitecto restaurador, descartando un cortocircuito, dado que la instalación eléctrica era bastante reciente, así como del fallo de los sistemas de alarma de incendio (que no se sabe por qué no funcionaron), o incluso la imposibilidad de ignición de las vigas de madera (ya casi petrificadas por la antigüedad), cada vez se dejan engañar menos, saben de sobra que es el odio musulmán contra la cristiandad el origen de estos actos violentos. De ahí que Le Pen y su partido siga aumentando imparable mientras a Macron se le augura un estrepitoso fracaso en las próximas elecciones-


El Papa Francisco lamentó "la violencia cruel" tras los atentados contra tres iglesias y varios hoteles en Sri Lanka que han dejado más de 200 muertos y más de 460 heridos, e instó a los dirigentes políticos en Venezuela a acabar con la "grave crisis política que azota el país", en su mensaje de Pascua de este Domingo de Resurrección. 


"Deseo manifestar mi cercanía a la comunidad cristiana, golpeada mientras estaba reunida en la oración", señaló el Pontífice recordando que los templos en Sri Lanka, donde la población cristiana representa apenas el 7,4%, fueron atacados mientras los fieles celebraban la misa del Domingo de Resurrección. "Confío al Señor a quienes han perdido trágicamente la vida y rezo por los heridos", dijo el Santo Padre después de pronunciar la bendición 'Urbi et Orbi' (a la ciudad y al mundo).

46 vistas

© 2018 por L´Osservatore

  • Tumblr Black Round
  • Facebook Black Round
  • YouTube - Círculo Negro