Expulsan al rector del seminario de Boston y lo reasignan a la Catedral de Worcester


Acusado de alimentar una “cultura tóxica” de abuso y encubrimiento de homosexuales, James Moroney ha sido cesado como rector del Seminario de San Juan en la archidiócesis presidida por el cardenal Sean O’Malley, Boston, y transferido a la oficina diocesana para el culto divino y como rector interino de la Catedral de San Pablo, en la diócesis de Worcester, informa Church Militant.


Naturalmente, no hay ‘nada que ver aquí’, sencillamente un inusual cambio de ocupación para el ex rector del Seminario de San Juan, en Boston, James Moroney. De hecho, su nuevo superior, el obispo de Worcester Robert J. McManus, se ha mostrado públicamente agradecido de disponer de “las aptitudes de liderazgo pastoral” de Moroney, quien a su vez a expresado de su deseo de “poder servir a la gente de Worcester en los próximos años”.


Pero no es así como lo ven fuentes cercanas al seminario, que recuerdan que el traspaso se ha producido tras las acusaciones de que Moroney permitió que una “cultura tóxica” de abuso y encubrimiento de homosexuales floreciera durante su permanencia en San Juan.


“No es inusual que se dé esta opacidad en estas situaciones”. “La forma en que se informa de esta reasignación nos oculta información básica que realmente necesitamos tener”.


La partida de Moroney se produce cuatro meses después de una investigación de presunta corrupción moral en San Juan. En agosto, dos ex alumnos hicieron públicas sus denuncias de que detrás de una apariencia de ortodoxia, el seminario está plagado de actividad homosexual, intimidación y abuso.


El seminarista John Monaco recordó su experiencia en San Juan de 2014 a 2016. ”Durante mis dos años en este seminario, presencié en abundancia el comportamiento inapropiado de profesores y seminaristas”, dijo. “Se sabía que algunos sacerdotes” obsequiaban “a otros seminaristas con generosos regalos y favoritismo. Otros sacerdotes formaban pandillas con seminaristas e incluso invitaban a algunos a sus habitaciones para ” fiestas ” privadas.


El cardenal Seán O’Malley ya tuvo que encajar fuertes críticas por su pasividad después de que su oficina recibió una carta en junio de 2015 con detalles de la depredación sexual en serie de Theodore McCarrick. O’Malley canceló su aparición en el Encuentro Mundial de Familias de Dublín para supervisar la investigación. Cuando la investigación comenzó, O’Malley puso a Moroney en licencia sabática para el semestre de otoño, comenzando de inmediato, “para que pueda haber una investigación totalmente independiente sobre estos asuntos”, explicó el cardenal.

8 vistas

© 2018 por L´Osservatore

  • Tumblr Black Round
  • Facebook Black Round
  • YouTube - Círculo Negro