Burke y Brandmüller escriben carta a la cumbre de abusos


Los cardenales Dubia a los obispos en la cumbre de abusos del Vaticano: '¿También ustedes callarán?' El cardenal Raymond Burke y el cardenal Walter Brandmüller, dos de los cardenales dubia, escribieron una carta abierta a los presidentes de las conferencias mundiales de obispos reunidas en el Vaticano para la Cumbre sobre abuso sexual."La plaga de la agenda homosexual se ha extendido dentro de la Iglesia", escriben, "promovida por redes organizadas y protegida por un clima de complicidad y una conspiración de silencio". La jerarquía de la Iglesia, sin embargo, desea ignorar este hecho y culpa al "clericalismo" como la causa fundamental de la crisis de abuso.  Brandmüller y Burke se oponen a este enfoque con las palabras:Pero la primera y principal culpa del clero no se basa en el abuso de poder, sino en haberse alejado de la verdad del Evangelio. La negación incluso pública, por palabras y por actos, de la ley divina y natural, está en la raíz del mal que corrompe ciertos círculos en la Iglesia. El cardenal Burke explicó: "Dado el estado incontrovertible de confusión y error en la Iglesia con respecto a las cuestiones morales más fundamentales, los pastores de almas deben alzar sus voces para defender la enseñanza de Cristo y su Iglesia", dijo. "El silencio es la cooperación con la confusión y la división cada vez más extendidas que están causando un daño grave a muchas almas". Señalando el hecho de que su dubia, tal como se publicó en 2016, con respecto al documento papal Amoris Laetitia nunca fue respondida por el Papa Francisco, ahora preguntan a los participantes de la Cumbre de Abusos: "Ante esta situación, los cardenales y obispos están silencio. ¿También guardarán silencio con motivo de la reunión convocada en el Vaticano para el próximo 21 de febrero? Ellos escriben: "Por lo tanto, les animamos a levantar su voz para salvaguardar y proclamar la integridad de la doctrina de la Iglesia". La carta debía publicarse mañana, pero como se rompió el bloqueo, LifeSiteNews la publica ahora. Vea aquí la Carta Abierta completa: CARTA ABIERTA A LOS PRESIDENTES DE LAS CONFERENCIAS DE LOS OBISPOS Queridos hermanos, presidentes de las conferencias de obispos:¡Nos dirigimos a vosotros con profunda angustia!El mundo católico está a la deriva y, con angustia, se plantea la pregunta: ¿A dónde va la Iglesia? Ante la deriva, parece que la dificultad se reduce a la del abuso de menores, un crimen horrible, especialmente cuando es perpetrado por un sacerdote, que es, sin embargo, solo una parte de una crisis mucho mayor. La plaga de la agenda homosexual se ha difundido dentro de la Iglesia, promovida por redes organizadas y protegida por un clima de complicidad y una conspiración de silencio. Las raíces de este fenómeno se encuentran claramente en esa atmósfera de materialismo, relativismo y hedonismo, en la que se cuestiona abiertamente la existencia de una ley moral absoluta, es decir, sin excepciones. El abuso sexual es atribuido al clericalismo. Pero la primera y principal culpa del clero no se basa en el abuso de poder, sino en haberse alejado de la verdad del Evangelio. La negación incluso pública, por palabras y por actos, de la ley divina y natural, está en la raíz del mal que corrompe ciertos círculos en la Iglesia. Ante esta situación, los cardenales y los obispos guardan silencio. ¿Estarán también en silencio con motivo de la reunión convocada en el Vaticano para el próximo 21 de febrero? Estamos entre los que, en 2016, presentaron al Santo Padre ciertas preguntas, "dubia", que dividían a la Iglesia a raíz de las conclusiones del Sínodo sobre la familia. Hoy en día, esos "dubia" no solo no han tenido ninguna respuesta sino que son parte de una crisis más general de la Fe. Por lo tanto, lo alentamos a que levante su voz para salvaguardar y proclamar la integridad de la doctrina de la Iglesia. Roguemos al Espíritu Santo para que pueda ayudar a la Iglesia y traer luz a los pastores que la guían. Un acto decisivo ahora es urgente y necesario. Confiamos en el Señor que ha prometido: "He aquí estoy contigo todos los días, hasta la consumación del mundo" (Mt 28,20). Cardenal Walter Brandmüller Cardenal Raymond Leo Burke

7 vistas

© 2018 por L´Osservatore

  • Tumblr Black Round
  • Facebook Black Round
  • YouTube - Círculo Negro